El sexo se convierte en un ciclo vital para la mayoría de las personas, ¿pero que sucede realmente si pasas mucho tiempo sin practicarlo?, al pensar esto, muchas interrogantes vienen a nuestra mente como ¿Cuánto tiempo es demasiado? ¿Tiene algo de malo pasar mucho tiempo sin hacerlo?, ¿se nota cuando una persona no ha tenido sexo durante un largo tiempo?

No hay ningún estudio que demuestre que puede hacer mal a nuestra salud, podríamos mencionar que si hay un cambio en la rutina, que puede expresarse en pequeñas incomodidades que a continuación citamos de un artículo publicado en la web de Lateja por Francesca Chinchilla.

 

“Resfriados más frecuentes: Las personas que tienen sexo una o dos veces por semana tienen un 30% de inmunoglobulina A, un anticuerpo que ayuda a combatir enfermedades. Por lo que las personas que tienen carencia sexual están más propensas a tener virus comunes como resfriados, según un estudio de la Universidad Wilkes en Pensilvania.

Complicaciones en el trabajo: Sublimación es un término psicológico que se le atribuye a las personas que practican poco o ningún sexo y acaban teniendo trabas y complicaciones en el trabajo.

Ya nada es igual: El periodo de celibato en las mujeres causa que los músculos de la vagina se olviden cómo relajarse por lo que prácticas futuras pueden ser dolorosas. Además, les costará más producir lubricación natural.

En el caso de los hombres, los que tienen relaciones sexuales al menos una vez por semana tienen la mitad de posibilidades de sufrir disfunción eréctil.

Los sueños se vuelven sexosos: Las personas con falta de sexo tienen a tener más pensamientos sexosos durante el día y la noche, según los psicólogos es una consecuencia lógica de la falta de experiencias reales.

Aumento de peso: Los kilos llegan de más cuando las personas pasan el proceso de celibato ya que el vigoroso acto quema alrededor de unas 200 calorías.

Mal humor, estrés y ansiedad: La frase que dice que “el sexo está relacionado con la felicidad” es totalmente cierta por una cuestión hormonal, ya que el sexo ayuda a disminuir el estrés, combate la ansiedad y previene el mal humor.

Una piel menos radiante: Hacer el amor abre los poros y elimina las impurezas que causan manchas en la piel. La falta de sexo hace que la piel se sienta sin brillo y salga más acné porque no se incrementa el flujo sanguíneo.

Más visitas al servicio: Hacer el amor mantiene los músculos fuertes que controlan las ganas de orinar, porque se ejercitan como si se hicieran ejercicios kegel.

Problemas para poder dormir: Tras el orgasmo se libera la hormona prolactina que es la que relaja y da somnolencia en el cuerpo, de ahí es donde se dice que la masturbación ayuda al sueño. “

 

Para ver el articulo original puedes hacer clic Aquí